Atención Psicologica

Psicólogo Getafe AlfaCrisol

sábado, 23 de diciembre de 2017

Trastorno Delirante (psicosis paranoide)

¿En qué consiste el Trastorno Delirante?

El Trastorno Delirante o Psicosis Paranoica es un trastorno psicótico que se caracteriza por la presencia de una o más ideas delirantes o fuera de la realidad, sin que por esto se produzca otra patología significativa concomitante
Para realizar este diagnóstico psicológico, las ideas delirantes deben persistir como mínimo un mes y no deben ser la consecuencia directa del consumo de algún tipo de sustancias o enfermedad médica.
Las personas que tienen Trastornos Delirantes están firmemente convencidas de cosas que no son realmente ciertas. Por ejemplo, creer que son buenos escritores y que le han concedido un premio Nobel o pensar que están siendo perseguidos y que hay personas que quieren hacerles daño.
Este tipo de trastorno forma parte de un grupo de trastornos caracterizado por la aparición de un único tema delirante o de un grupo de ideas delirantes relacionadas entre sí que normalmente son muy persistentes, y que incluso pueden durar hasta el final de la vida del individuo. El contenido del tema o conjunto de ideas delirantes es muy variable. A menudo es de persecución, hipocondríaco o de grandeza, pero también puede referirse a temas de litigio o de celos o poner de manifiesto la convicción de que una parte del propio cuerpo está deformada o de que otros piensan que se despide mal olor o que se es homosexual.
Suele comenzar hacia la edad media o avanzada de la vida, pero algunas veces, especialmente en casos de creencias sobre deformaciones del cuerpo, surge en el inicio de la madurez. El contenido de las ideas delirantes y el momento en el que aparecen y suele poder tener relación con algunas situaciones biográficas significativas, por ejemplo, ideas delirantes de persecución en personas que pertenecen a minorías sociales. Fuera del comportamiento directamente relacionado con el tema de las ideas o sistema delirante, son normales la afectividad, el lenguaje y el resto de la conducta.
Se caracterizan principalmente por ser personas con una o más ideas o creencias muy persistentes que no son ciertas pero invaden constantemente sus pensamientos, aunque no siempre influyen de forma directa en su vida cotidiana.
·       Su actividad laboral y social no tiene por qué verse afectada, a no ser que las ideas delirantes estén relacionadas con alguna de estas actividades o según el tipo de delirio. No obstante, la mayoría de las personas que sufren este trastorno desarrollan un estado de ánimo irritable, incluso pueden llegar a tener comportamientos violentos.
·       Suelen ser personas muy reservadas y guardan bastante secretismo a la hora de hablar sobre su delirio.
·       Son personas que pueden tener ideas incoherentes y desorganizas, aunque para ellas tiene un sentido indiscutible.


Tipos de ideas delirantes

Existen cuatro grandes tipos de delirios en función del tipo del delirio, son los siguientes.

Tipo persecutorio

Es el más habitual. Quien lo sufre está totalmente convencido de que es objeto de algún tipo de complot, y que le espían e incluso le persiguen.

Tipo grandioso

Este tipo de delirio hace que la persona se considere así misma alguien importante porque cree que ha realizado algún tipo de gran descubrimiento, que tiene un talento extraordinario o que ha sido el protagonista de algún acontecimiento importante. Pueden llegar a creer que son grandes científicos, banqueros, escritores, etc.

Tipo somático

Este tipo de delirio afecta a los sentidos. La idea más frecuente es la creencia de que una parte de su cuerpo desprende mal olor o que tiene algún parásito interno o caminando por su piel.

Tipo celoso

El objeto fundamental de este delirio es el convencimiento de que su pareja le es infiel. Este convencimiento está basado en suposiciones incorrectas y en pruebas inciertas. El gran problema de este tipo de idea delirante es que puede llegar a agredir físicamente a su pareja.

Tipo erotomaníaco

Se basa en la convicción delirante y persistente de ser amado por alguien. Generalmente aparece más en mujeres que creen recibir mensajes o señales encubiertas de la persona objeto de su delirio amoroso, y que suele ser un referente para ella (un doctor, profesor, cantante, etc). Por lo general, tienden a ponerse en contacto con esa persona a través de llamadas de teléfono, mensajes de móvil, cartas, regalos, etc. Normalmente, la persona objeto de dicha idea ocupa un estatus superior, aunque también puede ser un desconocido.

Tratamiento de los trastornos delirantes

Existen tratamientos que pueden aliviar los síntomas, reduciéndolos y ayudando a la persona a pensar con más claridad.
El terapeuta se centra en lograr la confianza del paciente a partir de una serie de pasos lentos y progresivos. Lo más importante al principio es aceptar aquello que nos explica, pero sin confirmar sus creencias, e intentar que explore sus pensamientos y sentimientos poco a poco.

Desde la perspectiva de la Terapia Cognitivo-Conductual, el abordaje terapéutico se centra básicamente en la modificación de la creencia delirante y sus consecuencias emocionales y conductuales. Es aconsejable visitar periódicamente a un psicólogo o psiquiatra como parte del tratamiento, con el fin de que le ayude y oriente a entender esos pensamientos y así poder controlarlos mejor y aprender, también, a prevenir problemas futuros.





Fuente.-   PsicoActiva.com

AGRADECIMIENTOS.

Gracias por visitar este blog de Psicólogo Getafe AlfaCrisol. Si es la primera vez que estas aquí también te invito a ver otros artículos o visitar mi página web http://www.alfacrisol.com/ , en Getafe.


Si deseas contactarme puedes hacerlo en el  teléfono 629 18 58 96  o por mail  info@alfacrisol.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
 
Blogger Templates