Atención Psicologica

Psicólogo Getafe AlfaCrisol

sábado, 12 de noviembre de 2016

Perdonar: 5 ideas generales

Fuente:   por Isabel Serrano


Hay una frase que todos o la mayoría hemos podido decir o nos han dicho en algún momento, “perdono pero no olvido”, probablemente sí fuéramos capaces de olvidar no sería necesario perdonar.

En ocasiones, resulta difícil perdonar cuando alguien nos hace daño, cuando nos sentimos traicionados y engañados pero veamos el perdón como un proceso necesario para sentirnos bien con nosotros mismos.
Perdonar es ¿un pensamiento, una emoción o una conducta?

1º El perdón es una conducta elegida de forma voluntaria y libre.



2º Perdonar es un proceso que se puede llevar a cabo sin que se nos haya pedido perdón por la ofensa o el malestar causado.

Con esto me refiero al perdón entendido como proceso terapéutico en sí necesario para nuestro bienestar. El rencor, el odio, son emociones que hacen que sigamos estando controlados por otros




3º Perdonar es un acto individual y la reconciliación requiere de dos.

Se puede perdonar sin que haya reconciliación, pero para que la reconciliación sea posible es necesario pedir perdón y perdonar




4º Existen diferentes niveles de perdón:

– Uno basado en dejar de tener pensamientos relacionados con la búsqueda de venganza, con lo injusto que ha sido lo que ha ocurrido y con desearle al otro, como mínimo, lo que estás pasando tú,…
-El segundo nivel hace referencia a la puesta en marcha de conductas constructivas hacia el otro, deseándole que las cosas le vayan bien o dejar de llevar a cabo conductas destructivas (hablar mal de esa persona, por ejemplo)


5º El perdón es un proceso que requiere tiempo, no es algo que ocurre en cuestión de días.


 Aún habiendo decidido perdonar, hay veces que los pensamientos sobre lo que ocurrió pueden aparecer de nuevo y pueden ser interpretados erróneamente como un retroceso.
Pensemos por un momento que estás recibiendo rehabilitación tras una rotura de pierna. Las primeras sesiones suelen ser de valoración y estimulación para posteriormente ir forzando las zonas afectadas y recuperar flexibilidad, musculatura y elasticidad. Tras varias sesiones en las que no te han hecho daño, acudes a la siguiente donde lo pasas algo mal aunque sabes que es necesario forzar la zona. El malestar que te genera no es interpretado como un retroceso sino como necesario para tu rehabilitación.

A lo largo del proceso de perdón vuelven los pensamientos que nos recuerdan lo ocurrido, es el momento de no olvidar que el objetivo es perdonar, y que pensar sobre lo ocurrido no te conduce a la meta prevista. Cada vez que nos vengan esos pensamientos podemos intentar decirnos ” si, eso pasó pero yo he decidido perdonar por mi bienestar”, y no interpretar que aparezcan como un signo de retroceso sino como un momento para decidir que hacer con ellos.

 Aunque perdonar no es una conducta fácil, los beneficios que reporta a quien lo da es mayor que para quien lo recibe.


Agradecimientos.



Gracias por visitar este blog de Psicólogo Getafe AlfaCrisol. Si es la primera vez que estas aquí también te invito a ver otros artículos o a visitar mi página web http://www.alfacrisol.com/, en Getafe (Madrid). 
Si deseas contactarme puedes hacerlo mediante teléfono 629 18 58 96  o por mail  info@alfacrisol.com

Si te pareció útil e interesante no olvides compartirlo. Unidos mejoramos la calidad de vida de todos. También te invito a realizar una reseña en Google+ haciendo click en [reseña]         


Espero que te haya sido útil …..




2 comentarios:

  1. Dedicado a un chaval de 17 años ...... que necesita perdonar a su padre. ojala que lo consiga algún día.

    ResponderEliminar

 
 
Blogger Templates