Atención Psicologica

Psicólogo Getafe AlfaCrisol

sábado, 10 de junio de 2017

CONSUMO DE DROGAS Y ADICCIÓN

Resultado de imagen de droga
Hay hábitos perjudiciales, desde consumir drogas que son los más nocivos, hasta comer determinados alimentos perjudiciales para la salud, mordernos las uñas, etc. Muchas veces estas conductas son la expresión de una compensación por los fracasos, las insatisfacciones y las frustraciones que no se han sabido de resolver. La compensación es el sucedáneo a la falta de afecto, a problemas de inferioridad,  fracaso profesional o social, complejos, baja autoestima… Esto hace que la persona busque  el bienestar  a través de lo sexual, del alcohol o de los distintos tipos de drogas o estimulantes. La raíz de esta búsqueda es inicialmente un disgusto o un malestar que se ha tratado de compensar mediante un estado placentero, la droga es un camino para inducir ese estado.   

El consumo de drogas se inicia muchas veces por curiosidad, para probar experiencias nuevas, como diversión, para sentirse aceptado en el grupo, porque lo hacen los amigos, por oposición frente a los adultos, como forma de evasión de la vida cotidiana y de las obligaciones y también, no es extraño que se inicie el consumo de drogas en un marco familiar con situaciones de crisis permanente. Quien consume drogas no sólo le afecta a él, sino que transciende a todo el ámbito familiar.

Resultado de imagen de droga

Las adicciones tienen consecuencias negativas asociadas que repercuten en muchos aspectos diferentes de la vida de la persona que las consume. Se perturban las relaciones familiares y de pareja, aparecen discusiones frecuentes, se interrumpe la comunicación, hay pérdida de confianza, de alejamiento emocional… El entorno social de amistades se reduce al núcleo adictivo. El ámbito laboral  también queda dañado debido a que se resta tiempo al trabajo para buscar la droga o para recuperarse de su uso; el adicto suele llegar tarde, su productividad es menor, se deteriora la calidad del trabajo o incluso su pérdida. Cuando su economía se ve dañada, para poder sufragar los gastos de la adicción, a veces  se ve obligado a recurrir a actividades  ilegales.

Una adicción es nociva cuando se vuelve en contra de uno mismo y de las personas del  entorno del adicto. Al principio, con la adicción se obtiene cierta gratificación aparente igual que con un hábito, pero a medida que pasa el tiempo la conducta de quién la consume empieza a tener consecuencias negativas en su vida. Los comportamientos adictivos producen placer, alivio y otras compensaciones a corto plazo, pero provocan dolor, desastre, desolación y muchos problemas a medio plazo. En general, la adicción es vivida como una obsesión que dirige gran parte del tiempo, de la energía y de la atención de quien la consume. El estilo de vida se vuelve monótono, todo gira en torno a la adicción y todo lo demás pasa a un segundo plano.


Resultado de imagen de Adicciones

La adicción es el substituto de insatisfacciones, de falta de cariño, de estados anímicos que provocan inestabilidad emocional, también de miedos para enfrentarse a episodios dolorosos de la vida del consumidor no resueltos y que le provocan ansiedad. La adicción es una defensa y una protección contra cualquier conflicto emocional, consciente o inconsciente sobre la base de carencias afectivas. También es una defensa contra la propia responsabilidad de crecer y madurar emocionalmente.


Hay personas adictas, principalmente adolescentes, que no perciben las consecuencias negativas asociadas a la adicción, por lo que seguirán con el comportamiento nocivo. Otros individuos aceptan su proceder adictivo como irremediable y perjudicial, asumiendo los riesgos que conlleva su consumo, no se sienten vulnerables ni piensan en la gravedad del problema para su salud, por lo que no consideran la necesidad de hacer ningún cambio de conducta.

Hay personas, que no necesariamente han de ser  jóvenes o adolescentes, que para divertirse los días festivos toman despreocupadamente cualquier tipo de droga, no pueden concebir la diversión sin su consumo, tienen la sensación que, sino consumen alcohol o cualquier otro tipo de drogas no han conseguido gozar y pasarlo bien plenamente. Son personas que aunque sólo tomen drogas para divertirse, el consumo las hace muy vulnerables y propensas a la adicción con todos los riesgos que ello conlleva.

El adicto necesita gratificarse con cualquier objeto (drogas, alcohol, juego, trabajo, etc.) para aliviar su malestar emocional; es narcisista pasivo y sólo desea auto gratificarse cosa que realiza por medio de la adicción, pero con esta gratificación se siente culpable y perseguido por la sociedad que lo considera un  “vicioso”,  esto provoca que no busque ayuda para solucionar sus conflictos hasta que su situación se hace insostenible y su adicción grave.


Resultado de imagen de malestar emocional

El abuso del consumo de drogas puede provocar diferentes tipos de trastornos físicos psicológicos y sociales,

-Trastornos psicológicos: estados de ánimo negativo e irritabilidad, actitudes defensivas, baja autoestima, sentimientos de culpa, depresión, psicosis, paranoia…

-Problemas de salud: insomnio, fatiga, pérdida de apetito, úlcera, además de los trastornos físicos y enfermedades provocadas por cada sustancia en particular.

-Problemas sociales: agresiones, conflictos raciales, desorden público, marginación…

Para el adicto conseguir y usar la droga se ha convertido casi en lo más importante en su vida. Son personas egoístas y egocéntricas, no les importa nadie más que ellos mismos.

Al adicto le será muy difícil pedir ayuda psicológica ya que no es consciente de su problema debido a un mecanismo de defensa denominado  negación. Este mecanismo de defensa surge cuando el adicto empieza a acumular problemas  laborales, familiares y sociales negando, que la droga sea un problema que no puede controlar y que los efectos negativos en su vida tengan alguna conexión con su uso. La negación es un proceso mental ficticio, negar la propia adicción o sus consecuencias significa estar fuera del contacto con la realidad.

Fuente.- Georgina Bermejo

Agradecimientos.

Gracias por visitar este blog de Psicólogo Getafe AlfaCrisol. Si es la primera vez que estas aquí también te invito a ver otros artículos o a visitar mi página web http://www.alfacrisol.com/, en Getafe (Madrid). 



Si deseas contactarme puedes hacerlo mediante teléfono 629 18 58 96  o por mail  info@alfacrisol.com



Resultado de imagen de adicto


1 comentario:

  1. ¿Necesitas ayuda? ¡Tus problemas tienen solución!
    ¡Podemos ayudarte! “Dedicación exclusiva y personalizada”
    CITA PREVIA.- 629 18 58 96 info@alfacrisol.com
    https://www.alfacrisol.com

    ResponderEliminar

 
 
Blogger Templates